Seguro te preguntas cómo limpiar el pelo de tu perro porque lo deja en todos lados: en la sala, en tu cama, sofá, muebles, alfombras, cocina, etc. Debes tener en cuenta que una de las excusas más comunes para evitar realizar el tratamiento adecuado es la carencia de tiempo, pero aplicar los consejos que te enseñaremos a continuación no te llevará más de 30 minutos. Y solo debes aplicarlo una o dos veces a la semana. Sin mencionar que no solo se verá menor y reducirá la caída de su pelaje, sino que tu peludo lucirá más sano.

¿Cómo limpiar el pelo de tu perro con champú seco?

Hoy en día puedes encontrar una amplia gama de tratamientos de belleza caninos, sin embargo, lo importante es mantenerlo todo accesible y económico. Por tal motivo te recomendamos realizar un baño en seco con un champú en spray. Para ello debes cepillar el pelo de tu pequeño, con la intención de eliminar los nudos formados. En caso de que algunos no se puedan deshacer, tendrás que usar una tijera para cortarlos. Este paso viene a ser de gran importancia, ya que facilitará su higiene.

Ahora toma una toalla de algodón y viértela en agua tibia. Entonces aplica el champú seco tipo spray en el paño, con la intención de frotarlo por su cuerpo. (Incluyendo dentro de las patas, las garras, el estómago, el cuello, etc.)

No descuides ninguna zona en este caso, tal como si realizarás un baño normal. A media que lo hagas notarás que el paño absorbe toda la suciedad; y si notas que ésta es abundante, repite la operación con otra toalla de algodón. Esto se debe hacer todas las veces que sea necesario, hasta que no se note la diferencia del “antes y después del paño.” Por último, cepilla el pelo de tu pequeño para eliminar el resto de champú y hacer que su pelaje luzca suave, arreglado, y seco.

3 trucos que no puedes pasar por alto para conseguir un mejor pelaje en tu perro

El anterior proceso es un fundamento clave para cuidar su pelo, no obstante, debemos señalar que existen otros trucos que nos puedes obviar. Entre ellos destacamos los siguientes:

  • Emplear toallas húmedas sin champú seco. Las ollas humedecidas son imanes para el pelaje caído. Esta es la principal razón de que debas peinarlo antes de usarlas, aprovechando el momento para cortarle los nudos. El aspecto negativo es que este tipo de limpieza es superficial, así que no puedes esperar resultados extraordinarios. A pesar de esto, es el mejor método si careces de tiempo.
  • Emplear un desodorante casero para perro. Cuando el pelo de tu pequeño huela mal, bien sea porque se revolcó en la tierra o se mojó en un día de lluvia, la solución más eficiente son los desodorantes. Pero, ¿son económicos? No necesitas gastar demasiado dinero, ya que puedes elaborarlos de manera casera sin demasiado esfuerzo: solo requieres vinagre de manzana y un litro de agua. Adiciónalos en un envase pulverizador para luego aplicarlo en su pelaje. Recuerda que el vinagre de manzana ofrece una amalgama de propiedades que desodorizarán a tu mascota, mientras le brinda una mejor textura y brillo a su pelaje.
  • Y emplear un guante de goma. El caucho flexible es “el enemigo natural del pelo,” motivo por el cual muchas peluquerías usan escobas de goma. Sin embargo, esto se puede aplicar durante el aseo de tu peludo para recolectar su pelo sin mucho estrés. Gracias a su eficiencia, es probable que lo quieras usar para limpiar tu sofá, mueble, cama, alfombra, etc. Para usarlo en su pelaje primero debes adquirir un guante de goma.

Estos trucos, a pesar de ser empleados con regularidad, no son un sustituto del baño. Solo excelentes alternativas para cuando careces de tiempo.

¿Qué hábitos debes evitar para limpiar el pelo de tu perro?

Muchas personas desconocen qué productos le hacen daño a su pequeño, bien sea porque no investigan o no les comentan sus veterinarios la manera correcta de limpiarlos. Por esta razón vamos a enlistar los principales artículos y hábitos que debes evitar para limpiarle el pelaje a tu mascota:

  • No uses champús secos que no estén diseñados para uso veterinario, ya que las respuestas a los químicos de los canes son diferentes a la de los humanos. Es decir, la mayoría de los champús que funcionan en ti les hacen daño a ellos. Siempre asegúrate que sea especializado para tu peludo, de lo contrario puede desarrollar alergias.
  • No uses toallitas húmedas, como, por ejemplo, las que se aplican a los bebés. ¿Por qué motivo? La mayoría de estos artículos se elaboran con sustancias químicas dañinas a la piel de los perros. Sobre todo si han sufrido de dermatitis, condiciones relacionadas a la dermatitis, sensibilidad, o alergia.
  • Y no uses fragancias de hombres o mujeres a pesar de que huelan bien, ya que estimularía una cadena de irritaciones en la piel. Al igual que los anteriores productos, sus químicos son demasiado fuertes para el pelaje de ellos.

¿Es importante limpiar el pelo de tu perro? Esto es lo que no te dijeron

No todo radica en la estética, lo cierto es que el espesor del pelo de tu canino se adaptará a la estación en que se encuentre. Durante los climas calientes, por ejemplo, su espesor se volverá menos denso, ya que no necesitará aislarse del frío. Lo contrario sucede en el invierno, cuando el pelaje ya no necesita protegerlo del sol y se vuelve súper denso para contrarrestar las temperaturas bajo cero. Les los ayuda a mantenerse sanos.

Al contrario de lo que muchas personas piensan, el pelo de perro es más saludable que el de una persona. ¿A qué nos referimos? Diversos estudios han demostrados que los hombres con demasiado vello abarcan un mayor índice de gérmenes y bacterias

que los propios animales. A pesar de esto, no puedes desprotegerlo. La higiene de tu perro es tu responsabilidad y, por tanto, deberías garantizarle una excelente calidad de vida, protegiendo su pelo con regularidad, bañándolo y aplicando productos especializados.

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados