Cuando tu perro se infecta con ácaros estos habitan en el pelaje y la piel. De manera inmediata empiezan a alimentarse de la queratina, el sebo y la epidermis. Por lo que proliferan con aceleración.

Esta infección le origina en la piel una picazón desesperante por lo que se rasca y se frota con todo lo que se encuentran, dejándoles heridas que en ocasiones son graves. En este artículo detallaremos los síntomas los cuales deben tener su detención inmediata para impedir mayor gravedad, y evitar que otras mascotas se infecten.

¿Qué es y cómo controlar la sarna en perros?

La sarna es producida por ectoparásitos microscópicos que son unas arañas diminutas que habitan en las plantas y animales por lo que son parte del ecosistema. Existen diversidades y cada clase de ellas produce distintas enfermedades, lo que es una problemática para muchos animales.

También te puede interesar: Productos para perros.

La sarna se divide en diferentes tipos, pero puede ser curada con tratamiento adecuado si se trata a tiempo, de lo contrario puede desarrollar otro tipo de enfermedades hasta causarle la muerte al perro.

Sin embargo, la mejor forma de curar una sarna es previniéndola, pero una vez que el animal la haya adquirido, lo recomendable es que sea tratada de manera rápida, y llevarse a cabo con cuidados necesarios. Ya que se trata de un proceso lento, haciendo sufrir a la mascota con síntomas molestos y que va empeorando con el tiempo. Los siguientes pasos que se detallaran les ayudaran a la prevención de este padecimiento:

  • Bañar al perro mensualmente con champú adecuado, aparte cepillarlo diariamente y tratar de mantenerlo limpio.
  • Para tratar esta enfermedad se deben considerar ciertos aspectos, tal como la edad, la raza, el tipo de sarna entre otros. El especialista por lo general, recomienda medicamentos que están compuestos en particular por acaricidas tópicos, inyectables y oral provenientes de selamectina, moxidectina, oxima, milbermicina oxima e ivermectina. Aparte de antinflamatorios, analgésicos, polvos o champú que contengan sustancias acaricidas que calman la picazón de la piel.
  • Si está sufriendo de sarna otodéctica dicho medicamento debe ser de uso ótico y se debe aplicar la cantidad de gotas recomendadas por el veterinario. Se debe masajear para que penetre el líquido

Tipos de sarnas en perros A continuación detallaremos los tipos de sarnas que son más frecuentes en los perros, entre ellas tenemos:

Sarna demodécica Esta es la más común también se le conoce como sarna roja, demodicosis o demodéctica procedente del ácaro Demodex canis. Este reside en la piel de canino, pero suele descontrolarse de manera exagerada cuando las defensas bajan por lo que desarrolla la afección esta sarna se divide en dos:

  • Sarna demodécica localizada: La cual se manifiesta en las orejas, cabeza y cara del animal, esta es la más habitual en los cachorros que tengan menos de un año. Y luego desaparece mientras va creciendo.
  • Sarna demodécica generalizada: Esta se considera cuando el animal empieza a tener ciertas partes del cuerpo sin pelo.

Pododermatitis demodécica Es la sarna más resistente y dificultosa para ser tratada y diagnosticada, la aparición es únicamente en las patas. Puede desarrollar afecciones bacterianas que en ocasiones segregan líquidos aparte de emitir mal olor.

Sarna sarcóptica Esta es más común que la propia demodécica, y también se le conoce como la sarna canina. Es ocasionada por un ácaro llamado Sarcoptes scabiei por lo que es identificada como escabiosis. Suele producirse rápidamente pero no forma parte de la piel del animal.

Sarna otodéctica Originada por el ácaro Otodectes cynotis suele aparecer con más frecuencia en gatos que en perros. Esta se transmite a través del contacto afectando los oídos y orejas del animal. Puedes identificar los ácaros si los observas con detenimientos, por lo que se denotan circulando unos puntos blancos.

Sarna cheyletiella Se le conoce como caspa caminante, su origen proviene del ácaro Cheyletiella spp, por lo general aparecen en gatos. Sin embargo, tiene un alto nivel de contagio entre los perros en especial cuando son cachorros.

Sarna pneumonyssoides Procede del ácaro Pneumonyssoides caninum su aparición se concentra en la nariz de los perros así como también en otros carnívoros. Su aparición no es muy común, tampoco provoca síntomas graves. Sus efectos crónicos llegan a hemorragias nasales, estornudos y secreciones.

¿Cómo se infecta mi perro de sarna o de donde la cogió?

La sarna se transmite por contacto directo con animales que padezcan de sarna o sean portadores asintomáticos de los ácaros que generan dicha patología, además se ha evidenciado que animales con sistema inmune deficiente o comprometido tienden a generar con mayor frecuencia sarna.

¿Cuáles son los síntomas de la sarna en perros?

La sarna se detecta mediante unas señales que debemos tomar en cuenta, estas son específicas por lo que se podrán identificar de manera inmediata, estos se determinan de la siguiente manera:

  • Hinchazón y enrojecimiento epidérmico
  • Ardor y picazón cutánea
  • Frotarse contra cualquier objeto o el suelo para aliviar el picor
  • Rascarse constantemente
  • Disminuye el apetito
  • Pierde peso de manera acelerada
  • Debilidad y pérdida del pelaje
  • Erupción en la piel
  • Llagas y heridas en la piel
  • Olor desagradable
  • Escamas cutáneas
  • En las partes donde la sarna es más avanzada, la piel es costrosa, seca y gruesa.

En caso que observar que la mascota está presentando cualquiera de estas señales se debe acudir de inmediato al veterinario para impedir que la infección continúe su propagación.

Mitos sobre remedios caseros para curar la sarna

En nuestro medio existen muchos mitos sobre como curar la sarna de las mascotas, todos difundidos mediante tradición oral o costumbres populares, algunos de los más comunes son: Aplicar manteca de cocina con azufre sobre la piel de las mascotas, aceite quemado y en ocasiones caliente sobre todo el cuerpo del animal, baños con vinagre, baños con creolina que bien es un producto de uso veterinario utilizado normalmente para la desinfección de superficies y se debe usar bajo criterio y supervisión del medico veterinario. Todos estos mitos o formas de curar la sarna lejos de lograr su objetivo pueden empeorar el cuadro clínico, generando mayores irritaciones en la piel, quemaduras, escoriaciones, enfermedades respiratorias por irritación de vías aéreas e intoxicaciones hasta la muerte.

Si tu perro tiene algunos de estos síntomas te invitamos a que visites nuestros centros veterinarios.

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados