La guadaña es una herramienta indispensable para el correcto mantenimiento de nuestros jardines y espacios verdes, logrando realizar las tareas de una manera eficiente y con gran versatilidad. A pesar de esto, no debemos olvidar que es una herramienta delicada y debe ser utilizada de forma segura y adecuada para evitar accidentes.

En este blog Wilder Yohan Ramirez Muela, Coordinador de Servicios Técnicos en Tierragro nos cuenta los principales aspectos y recomendaciones que debemos tener en cuenta para su mantenimiento y utilización, enfocándonos en la importancia de tener las hojas de la guadaña bien afiladas y cuidadas.

Una de las principales recomendaciones que debes tener en cuenta sobre las hojas de la guadaña, es que siempre deben estar correctamente afiladas. Esto pasa porque una hoja desafilada requiere más esfuerzo para cortar, lo que puede provocar fatiga y lesiones. 

Además, una hoja desafilada puede resbalar y causar cortes profundos y un ejemplo de esto lo puedes encontrar cuando tienes un cuchillo con poco filo en la cocina, es más difícil y peligroso utilizarlo.

¿Cuál es la importancia de una guadaña bien afilada?

Una guadaña bien afilada corta más fácilmente y con menos esfuerzo. Esto se debe a que la hoja corta por la fricción, no por el filo. Cuando la hoja está bien afilada, la fricción es menor y el corte es más limpio.

Además, una guadaña bien afilada es más segura. Una hoja desafilada puede resbalar y causar cortes profundos. Por eso, es importante cambiar las hojas de la guadaña con regularidad, incluso si no se ven dañadas.

Los riesgos de utilizar una guadaña con poco filo son los siguientes:

  • Fatiga: una hoja desafilada requiere más esfuerzo para cortar, lo que puede provocar fatiga en el operador.
  • Lesiones: una hoja desafilada puede resbalar y causar cortes profundos.
  • Daños a la máquina: una hoja desafilada puede dañar la máquina, lo que puede provocar accidentes.

Recuerda que la frecuencia recomendada para hacer el cambio de la cuchilla de la guadaña depende de su frecuencia de uso y del tipo de trabajo que se realice. En general, se recomienda cambiar la cuchilla cada mes o cuando se vea un desgaste evidente.

¿Cómo identificar que es momento de cambiar la cuchilla de la guadaña?

Hay dos señales que indican que es momento de cambiar la cuchilla de la guadaña:

La cuchilla está lisa: la cuchilla debe tener una superficie rugosa para que pueda cortar eficazmente. Si la cuchilla está lisa, significa que está desgastada y debe ser reemplazada.

La cuchilla está doblada o astillada: una cuchilla doblada o astillada puede ser peligrosa y debe ser reemplazada inmediatamente.

Para cambiar la cuchilla de la guadaña, nosotros recomendamos seguir los siguientes pasos:

  • Apague la guadaña y desconéctela del suministro eléctrico.
  • Retire la cubierta de la cuchilla.
  • Afloje los tornillos que sujetan la cuchilla.
  • Retire la cuchilla vieja.
  • Instale la nueva cuchilla.
  • Apriete los tornillos.
  • Vuelva a colocar la cubierta de la cuchilla.
  • Una vez apagada, desconecta el suministro de corriente y limpia la guadaña con un trapo húmedo, luego debes lubricarla con aceite o grasa. Por último, recuerda guardarla en un espacio seco y seguro. Sigue estas recomendaciones para utilizar tu guadaña de forma segura y eficaz.

    Si tienes dudas o requieres de un mantenimiento de tus equipos, en Tierragro contamos con especialistas de nuestro Centro de Servicio Técnico que te ayudarán con tu maquinaria y la asesoría que requieras para trabajar tu finca o cultivo con las mejores prácticas.

    Recuerda que en nuestra tienda virtual puedes encontrar gran variedad de productos para tu jardín o el agro, de la mejor calidad. ¡Dale una pasadita!

    Te puede interesar:

    Cuidado de jardínGuadañasJardineríaMaquínaria

    Deja un comentario

    Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados