baño perro

Lo mejor que una persona o familia puede hacer es tener una mascota en casa, ya que inunda el espacio de amor aparte de que se caracterizan por ser leales. Pero un factor importante es que tener una mascota nos exige responsabilidad puesto que se requiere de cuidados, en especial su higiene. En este post te daremos algunas sugerencias de cómo asear a tu perro correctamente.

Bañar a tu perro correctamente

Uno de los cuidados del perro a los que se le debe prestar mucha atención es a la higiene, esto es porque tanto su piel, como su pelaje alojan parásitos que son dañinos, que pueden perjudican también a quienes lo rodean.

Para que tu mascota sea saludable y tenga un pelaje impresionante necesitas de algunos elementos que son necesarios para su cuidado entre ellos tenemos:

  • Bañera llena de agua que no esté muy fría
  • Toalla
  • Peine o cepillo para perros
  • Champú para perros
  • Esponja para masajear su piel mientras enjabonas
  • Algodón

Pasos para bañar a tu perro

Si deseas hacerle una higiene adecuada a tu perro, es necesario que leas estas recomendaciones las cuales te van a ayudar.

Opta por el lugar apropiado

El lugar depende del tamaño de la mascota, es decir, si tu perro es de raza pequeña puede usar una bañera o el lavado, solo usa una toalla en la superficie para que no resbale. En caso de ser grande lo mejor es bañarlo en el exterior de la casa, como un jardín o patio trasero con una manguera o también usar una bañera que concuerde con el tamaño.

Meter el perro en la bañera vacía

Si elegiste la bañera para bañar al perro no la llenes antes, puesto que se pondrá nervioso, lo ideal es tener un envase grande lleno de agua y con una taza ir mojándolo poco a poco.

Quitarle siempre el collar

Las veces que vayas a hacerle higiene a tu perro es necesario que le quites el collar, en primer lugar para limpiar su cuello. De seguro piensas que se irá corriendo, y es muy probable que lo intente, sin embargo, no lo amarres porque se puede sofocar de tanto halar, trata de mantenerlo sereno y tranquilo y así poder disfrutar de su baño.

Cepíllale el pelaje

Antes de empezar el baño pásale el cepillo para que le elimines el pelo muerto, eso le beneficia a que el pelaje le quede suave

El agua debe estar tibia

No es necesario que el agua este fría para bañar a tu perro, la temperatura adecuada es la misma que usas por lo que debes ir regulándola hasta que sea tibia. Es necesario prestar atención a esto, puesto que ya que la temperatura para los perros fluctúa entre los 37 – 38 grados centígrados, porque el agua fría los puede resfriar.

Cúbrele los oídos con algodón

A los perros se les debe tapar los oídos para que no le entren agua ya que esto les ocasiona inflamaciones, para evitarlo es necesario colocarles unos tapones en los oídos que son especiales para los perros, o bien sea, pedazos de algodones.

Córtale las uñas

Si las uñas de tu perro están muy largas, lo ideal es cortárselas antes de bañarlo, ya que si lo intentas durante el baño puede arañarte por que se sentirá inquieto, no se la cortes mucho porque puede provocarle infecciones o sangrados. En caso de no tener conocimiento de cómo hacerlo, entonces contacta a tu veterinario de confianza.

Dale al final un premio a tu perro

Ten siempre un premio para tu perro para que se lo des al final del baño y hazle cariños para que lo vincule con algo positivo, pero de ponerse nervioso mientras los bañas, entonces no dudes en dárselo en el proceso para que se pueda tranquilizar. No lo regañes, ni le pegues así se acostumbrará a bañarse sin temor.

Mójalo despacio

Es necesario recordar que el agua debe estar tibia, ni muy caliente, ni tan fría. Ahora de manera lenta vierte el agua del cuello a la cola no le mojes la cara ni la cabeza, el pelaje debe quedar completamente húmedo.

Aplícale champú

Para elegir el champú para tu perro debes de ser con cautela ya que no deben contener venenos para pulgas, tampoco colorantes artificiales, ni fragancias ya que esto les suelen producir a la larga alergias provocando que desarrollen parásitos, ardor, virus o bacterias. Si tienes dudas, visita un veterinario para que te recomiende el champú adecuado para tu mejor amigo.

Con la esponja masajea el cuerpo del perro

Una vez que aplique el champú con la ayuda de la esponja le masajeas el cuerpo del cuello hasta la cola, ingle, estomago, le lavas con cuidado las patas almohadillas axilas, dedos déjale actuar el champú como lo recomienda el envase.

Enjuágale con suficiente agua

Posterior al tiempo determinado del champú, toca ahora el enjuague se debe hacer de manera que el agua salga completamente cristalina, no debe quedar residuos de champú porque puede ocasionarles alteración en el PH, comezón u ardor.

Sécale toda la humedad

Cuando lo termines de enjuagar deja que sacuda su pelaje luego le abrigas con la toalla para que le absorbas el resto del agua porque se puede resfriar si pasa mucho tiempo mojado. Allí aprovechas a extraer los tapones de los oídos y limpiarlos con algodón, no utilices hisopos porque le puedes dañar los tímpanos.

Cepillar el pelo

Este es el último paso, cepíllale el pelo si es abundante lo ideal es que se lo cepilles mientras esta húmedo así se evita que se enrede y que el pelo se despliegue más adelante. Existen lugares donde son expertos en bañar perros, pero toda esta acción permite que se fortalezcan lo lazos entre tú y tu mejor amigo.

Recomendaciones:

  • No bañes a tu perro tan seguido porque eso le puede causar irritación en la piel quitándole la grasa natural y esta lo protege de problemas e infecciones.
  • Lo ideal es bañarlo una vez por mes, pero si mantenerle su pelaje cepillándolo con frecuencia.

Si sigues cada paso que se te ha dado en este post entonces tu perro disfrutará mucho el baño y le irá perdiendo cada vez el miedo, y de paso la unión de los dos va acrecentarse.

1 comentario

Carlos

Carlos

Saludos excelente su recomendación en el cuidado para bañarlo

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados