5 claves para la salud de tu jardín

Como todo ser vivo, las plantas también padecen situaciones de estrés y reaccionan a ciertas condiciones ambientales, como los periodos de verano, que pueden causar temperaturas más elevadas de las normales y escasez de lluvias (estrés hídrico).  Como consecuencia a estas dos limitantes, la planta detiene de cierto modo su nutrición y entra en un periodo de “estancamiento”. Incluso, temperaturas muy altas o veranos prolongados pueden generar estados de marchitamiento y finalmente la muerte.

Por tanto, te compartimos a continuación algunos consejos que, seguramente, nos permitirán hacer de los veranos épocas para mantener de la mejor manera los cultivos y jardines:

  1. Mantener coberturas vegetales u orgánicas: Estas ayudan a amortiguar las altas temperaturas y reducen las pérdidas de humedad del suelo por evaporación.  Los suelos sin vegetación nunca serán recomendables debido a que favorecen los procesos de erosión.  Si no disponemos de una cobertura vegetal, los MULCH son una excelente opción; ejemplo:  cáscara de pino, sustrato de coco en chips, compost, hojarasca.
  1. Los aportes de materias orgánicas compostadas y libres de patógenos se convierten en una alternativa ideal, no solamente para mejorar de forma notoria las propiedades del suelo, sino también para recuperarlo y devolverle “la vida”. Suelos ricos en materia orgánica brindarán siempre a las plantas las mejores condiciones físicas, químicas y biológicas ayudando a su bienestar.  Asimismo, altos contenidos de material orgánico en el suelo  amortiguan los cambios bruscos de temperatura e incrementan la retención de humedad y de nutrientes permitiendo unas condiciones de bienestar a partir del sistema radicular.

Compostcampo

COMPOSTCAMPO® es un acondicionador orgánico de suelos elaborado a partir de un adecuado compostaje de materias orgánicas de origen animal y vegetal.  Por ser este un producto libre de malos olores y de organismos patógenos, se convierte en una perfecta alternativa  para mejorar la calidad del suelo. De esta forma propiciamos a las plantas unas condiciones que les ayudarán a soportar los climas extremos.

 

  1. Fertilización foliar: Desde hace varias décadas se ha venido empleando esta técnica con el fin de aportar nutrientes y corregir deficiencias nutricionales en las plantas de una forma rápida. Cuando no se presentan condiciones de humedad en el suelo se dificulta la toma de nutrientes por parte de raíces provocando condiciones de estrés para la planta. Así pues, mediante esta técnica, no solo entregamos los nutrientes que el cultivo necesita, sino que también reducimos sus niveles de estrés.

Es importante aclarar que  este tipo de fertilización es un complemento y no reemplaza la edáfica (al suelo),  la cual debe hacerse periódicamente cuando el suelo cuente con suficiente humedad.

Existe un producto para cada etapa del cultivo o para cada requerimiento.  Contamos en Tierragro con un amplio portafolio de fertilizantes foliares entre ellos se destacan por su calidad la línea CAMPORIGEN®.

 

  1. Fertirriego: Se han venido empleando últimamente fertilizantes con presentación de cristales solubles. Estos pueden ser aplicados por medio de sistemas de fertirriego o simplemente con el uso de un recipiente o regadera.  Por su alta solubilidad y por la disponibilidad inmediata de los nutrientes para las plantas, se convierte esta en una herramienta importante para enfrentar tiempos secos.  Gracias a esta práctica podemos entregarles a las raíces los nutrientes requeridos de una forma rápida y fácilmente asimilable logrando un mayor desarrollo y producción en nuestros cultivos o jardines.  Conoce en nuestros Supermercados Tierragro la línea de fertirriego de CAMPORIGEN®.  Existe un producto para cada etapa o necesidad: HidroInicio®, HidroFollaje®, HidroKosecha® e HidroKofi®.
  1. Bioestimulantes: Los aportes de bioestimulantes han demostrado efectos muy favorables para la recuperación de las plantas bajo condiciones de estrés y se han convertido en una importante práctica, no solo para su restablecimiento, sino además para mejorar el desarrollo y aumentar los rendimientos en los cultivos.

AminoPoder®: Bioestimulante con alta concentración de aminoácidos para aplicación foliar.  Las aplicaciones de aminoácidos facilitan los procesos nutricionales de las plantas, hacen que estas tengan que gastar menor cantidad de energía para llevar a cabo sus procesos.  Aportarle aminoácidos a la planta significa entregarle la materia prima para la formación de sus proteínas indispensables para el desarrollo de todos sus procesos.

OptiMar Algas Marinas®: Bioestimulante compuesto de extractos de algas marinas Ascophyllum Nodosum para aplicación foliar.  Contiene una gran cantidad de hormonas naturales que estimulan en la planta varios procesos fisiológicos y contribuyen a darle un mayor vigor, mejor floración y calidad de frutos.   Sus aportes intensifican también la actividad fotosintética en las plantas lo que se traduce finalmente en plantas más resistentes y un mayor rendimiento en los cultivos.

HumiCampo 26®:  Enmienda orgánica líquida a base de ácidos húmicos y fúlvicos para aplicación al suelo.  Sus aportes aumentan la capacidad de intercambio catiónico (CIC) en el suelo lo que permite una mayor disponibilidad de nutrientes para la planta. De igual manera, mejoran las propiedades físicas y biológicas del suelo,  ayuda a retener los nutrientes y propician un desarrollo de la microfauna y microflora benéfica.

 

José Nicolás Gómez R.

Agrónomo

TP 05121-067196

Tierragro

Cuidado de cultivosCuidado de jardínJardín

Deja un comentario