Se le conoce por muchos nombres, como por ejemplo; Lulú de Pomerania, Spitz enano aleman y hasta "Pomerano" pero no caben dudas que Pomerania ha llegado para suavizar el corazón de todos en el hogar.

Aunque tiene un tamaño pequeño gracias a una crianza selectiva, este mismo es robusto y va a conservar su pelaje tan característico para los climas friolentos.

No te puedes confiar de su aspecto y ternura, siendo este similar a los leoncitos o a un osito de peluche. Suele ser muy arisco con extraños y la fidelidad que entrega el Pomerania es exclusiva, sobre todo para sus dueños con quienes mantiene un estrecho y fuerte vínculo.

Encantador desde el primer momento, hace que todos queden conquistados por su personalidad y físico tan característico. Si quieres conocer mucho más al respecto del Pomerania, has llegado al lugar indicado.

Historia

En sus inicios, el Pomerania sería de mayor tamaño al que posee actualmente. Esto se puede evidenciar en cuadros y pinturas antiguas donde se retrataba la proporción del perro junto a sus propietarios.

El Pomerania a su inicio llegó a ser una raza de perro de mayor tamaño de lo que se le aprecia en la actualidad. Incluso, se puede evidenciar en algunos cuadros antiguos donde fueron retratados junto a sus propietarios.

Los primeros ejemplares datan del siglo XVIII donde se les utilizaba para trabajos como controlar rebaños y recoger renos. También se les conocía como perro maltés, perro lobo de spitz o wolfspitz.

En el siglo XX se dejaron de utilizar para los trabajos antes mencionados y cada vez estaban más involucrados a compartir con las personas. Asimismo, a lo largo de los años se realizaron múltiples mezclas de razas hasta obtener el Pomerania que hoy día se conoce, teniendo un tamaño pequeño y con abundante pelaje.

Es por ello que se pueden encontrar en diferentes colores y con un carácter más dócil.

Personalidad

El Pomerania es un perro seguro de sí mismo, valiente, curioso y dócil con quienes conoce. Es divertido y muy inteligente, por lo que siempre quieren jugar y requerir de estímulos para mantener su intelecto.

Este perro hogareño es perfecto para familias, ya que suele ser muy cariñoso y apegado. Aunque puede tener un ladrido excesivo es una conducta que dependerá de su adiestramiento.

Asimismo, se adaptan con facilidad a nuevos entornos y a sus dueños, a pesar de su tamaño tienen un carácter fuerte frente a los desconocidos, ya que suelen ser muy territoriales.

Por otra parte, suelen establecer una buena relación con otros perros y reaccionar algo agresivo con otros tipos de animales como gatos o aquellos que no sean del entorno.

Igualmente, su personalidad con los niños puede variar de acuerdo a su educación. Sin embargo, son muy afectuosos y pacientes.

Salud

En cuanto a la salud de estos pequeños perros, se conoce que suelen mantener un buen estado de salud. Sin embargo, al igual que otras razas caninas, los Pomerania son propensos a padecer algunas enfermedades como las siguientes:

  • Problemas visuales: generalmente pueden generar cataratas, entropía e infecciones oculares, por lo que se deben mantener con un buen aseo.
  • Problemas cardíacos: estos pueden ir desde los más leves hasta los más complicados debido a factores genéticos o a una mala alimentación y estilo de vida sedentario.
  • Problemas de caderas: pueden padecer la enfermedad de Legg Perthes que ocasiona una degeneración del hueso del fémur.
  • Problemas dentales: esta raza puede llegar a perder la dentadura a temprana edad, por lo que su higiene dental es muy importante.
  • Problemas de convulsiones: pueden ocurrir un par de veces al igual que en los humanos, de ser muy recurrente se denominaría epilepsia.
  • Hipoglucemia en cachorros: teniendo bajos niveles de azúcar en la sangre, debido a una mala alimentación y falta de ejercicio.

Asimismo, pueden sufrir de hipotiroidismo, problemas respiratorios, derivaciones hepáticas e incluso fontanela abierta. Esto último se refiere a un agujero que posee el cráneo del perro desde que nace. Por lo general, suele cerrarse al ir creciendo.

De igual manera, algunos presentan alopecia X, tráquea colapsada y descenso de sus testículos. La mayoría de los problemas de salud del Pomerania pueden evitarse dándoles una buena alimentación y actividad física.

Alimentación

La alimentación de un Pomerania siempre debe ser de alta calidad, aunque sus porciones suelen ser pequeñas, estos necesitan de una buena alimentación. Por lo que se deben evitar las comidas que contengan cereales y harinas.

Su dieta está basada principalmente en carnes, por lo que un concentrado a base de esta proteína será esencial para el desarrollo y buen crecimiento del perro. Debes asegurarte de que el alimento que le vayas a dar, también tenga un tamaño acorde a su pequeña mandíbula.

Al ser una raza de perros muy energéticos, requieren de alimentos que le aporten la cantidad de energía necesaria para que pueda realizar todas las actividades correctamente y como le caracteriza.

Algo que no puede pasar por alto es que tienen tendencia al sobrepeso, por lo que debes evitar sobrealimentarlo, ya que no es bueno para su salud en general. El alimento debe ser lo más completo posible de manera que, aunque sean pequeñas porciones, reciban todos los nutrientes que necesitan.

Higiene

Estos pequeños perros al ser tan dinámicos y cercanos a las personas, requieren tener un buen aseo. El Pomerania requiere de un baño mensual, su pelaje es bastante esponjoso por lo que un buen champú y acondicionador para mantener bien hidratado le ayudará a tener un perfecto estado.

Además, es recomendable realizarles un cepillado antes del baño, de manera que su manto pueda limpiarse mejor. Por otra parte, debido a la densidad de su pelaje debe secarse con una toalla y secadora para evitar que genere malos olores.

Mantener al perro con un buen aseo y cepillado mantendrá su pelaje fuerte y su piel hidratada. Lo ideal es que realices el cepillado diario para eliminar los nudos que se le puedan hacer, además de aplicarle hidratante para que el pelo no se rompa.

Por último, algo que no puede faltar en su aseo es el cuidado de su higiene bucodental. El Pomerania suele ser propenso a acumular mucha placa bacteriana, lo que puede generarle problemas de mal aliento y pérdida de dientes.

Es por ello que se recomienda acostumbrarlos al cepillado dental desde temprana edad. Además, la buena alimentación será clave para prevenir también cualquier infección, caries y otros problemas dentales.

  • ¿Tienen cama para Pomerania?

Sí, Tenemos distintas tamaños y diseños perfectos para esta raza

  • ¿Tienen cepillos para Pomerania?

Claro, en Tierragro puedes encontrar peines perfectos para el pelaje largo que tiene esta raza.

  • ¿Tienen accesorios para Pomerania?

Claro, tenemos un sin número de accesorios para que tu Pomerania tenga todo lo que necesita y mucho más.

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados