Conocido con el nombre de “Frenchie” o cariñosamente “Bully”, el Bulldog Francés es un perro sumamente mimoso, pequeño y simpático. Cada vez son más y más las personalidades de Hollywood quienes caen rendidos ante el encanto que tiene este cachorro.

Si estas buscando información que te ayude a decidir si quieres adoptar alguno, has llegado al lugar indicado. Sigue leyendo más para que puedas descubrir mayor información sobre este increíble can.

Historia

Este increíble moloso de talla pequeña tiene su origen en Inglaterra, tal y como también tendría su origen el Bulldog Inglés, uno de sus parientes más cercanos. Esta raza surge como una consecuencia de los diversos cruces con los “Toy Bulldogs” que llegaron desde Gran Bretaña y algunos perros locales.

La idea de los cruces de los criadores parisinos fue más que todo para poder obtener una raza que fuese ágil y atlética. Sobre todo para valerse de estos dotes y así usarlos en peleas de perros.

En los inicios del Bulldog Francés, se trataba de un perro de obreros y trabajadores, especialmente de carniceros. Posteriormente este sería usado en círculos más selectos, permitiendo que destaque en la alta sociedad y en escenarios artísticos.

Fue a fines del siglo XIX donde la raza gozaba de gran popularidad en Francia y luego sería exportada a Inglaterra nuevamente. En esa época se redactaría, el primer estándar para estos perros. A su vez, se les comenzó a denominar “Perros orejas de murciélago” gracias al acérrimo defensor Mr. George Krehl.

Luego los estadounidenses no se resistirían a importarlo al país y en 1890 ya se encontraba un grupo de aficionados que se dedicaban a la cría manteniendo el tipo la talla. Para 1896 la raza se había presentado en el certamen canino de Westminster Kennel Club, gracias a la disparidad de sus criterios con respecto a la decisión de los jueces, entonces se fundó el French Bulldog Club of América.

Posteriormente en 1898 se aceptaba a esta raza en el American Kennel Club, permitiendo la celebración de la exposición en el Hotel-Waldorf Astoria de la ciudad de Nueva York.

Personalidad

Te podemos indicar que su personalidad es afectuosa, juguetona, entusiasta y muy vivaz. Estos son tan solo unos cuantos adjetivos para poder definir mejor lo divertido que puede llegar a ser esta mascota.

Se le considera un perro que sirve como compañía, siendo amigables, sociables, dulces y pasan a convertirse en auténticos reyes de familias que les adoptan tan pronto los observan. No se recomienda dejar a esta raza en el patio ya que tiende a sufrir de ataques de ansiedad.

Es por ello que se recomienda el Bulldog Francés como un perro sumamente ideal para aquellas personas que tienen algo de tiempo libre y que lo pueden dedicar el mismo a sus mascotas. También son estupendos para dueños primerizos y sin experiencia gracias al buen carácter que estos tienen.

Son amables y sociables con otros perros. Sin embargo, puede que llegues a considerar este factor, ya que si lo que buscas es un perro protector o defensor, tal vez se muestre muy amigable con desconocidos y sea contraproducente.

Por otra parte, debes de estar plenamente tranquilo, ya que esta es una raza que se muestra increíblemente protectora, por lo que los niños le van a amar y se muestran delicados con estos.

Salud

En cuanto al tema de la salud, el Bulldog Francés va a tener una sensibilidad extrema para los cambios de temperatura. Lo que puede llegar a causar un sofoco y una constipación muy fácil. No es recomendable que lo bajes a la calle cuando hace mucho calor cuando sea la época de verano, y si te encuentras en invierno lo mejor es que le coloques un abrigo.

Unos cuantos problemas de salud que llegan a sufrir son:

  • Trastorno de coagulación de la sangre. Por lo que le pueden dar hemorragias exageradas, sin tener algún tipo de coagulación.
  • Mega esófago. Es una dilatación del esófago que va a impedir que los alimentos puedan hacerse paso hasta el estomago.
  • Síndrome de perro braquicéfalo. Es cuando tienen dificultades respiratorias por el hocico corto y lo largo que sea el paladar con orificios nasales estrechos. Lo que da lugar a dicha característica, donde la cara es aplastada en la parte de adentro. Si eres una persona observadora vas a poder notar ronquidos fuertes como uno de los síntomas.

Lo positivo que tiene el Bulldog Francés con respecto a enfermedades es que con algo de observación vas a notar un severo cambio en el comportamiento del can. Por ejemplo, uno de los más usuales tienen que ver con la alimentación. Ya que al no comer por completo quiere decir que algo no va bien.

Alimentación

Como muchas otras razas, el Bulldog Francés va a requerir de una dieta balanceada. Por lo que puedes escoger entre la gran cantidad de concentrados para esta raza conforme a la cantidad de nutrientes que el mismo va a necesitar.

Procura tomar en cuenta que estos ejemplares ganan peso fácilmente, sobre todo porque en su genética tienen dicha tendencia y por otro lado, no son lo suficientemente atléticos.

Su punto más débil, de hecho, es el estómago por lo que no debes abusar hacia el trato de comida que les des. Cuando salgas a la calle, ten cuidado que no coma restos del suelo ya que tiene tendencias para vomitar.

Si quieres cambiar de pienso, puedes hacerlo de una manera gradual, buscando mezclar el nuevo con el que ya le estabas dando. De forma que el estomago delicado no lo llegue a resentir.

Higiene

La higiene del Bulldog Francés es necesaria y no la tienes que descuidar. Deberás prestar atención especial en los ojos y en los oídos a los que le hayas hecho limpieza.

En cuanto a los ojos, siempre tienes que buscar limpiar sus lagañas para que puedas evitar infecciones. Para los oídos, te indicamos que suelen ensuciarse mucho, por lo que es oportuno lavarle los oídos una vez por semana con algún producto de limpieza que tu veterinario de confianza haya recomendado.

La dentadura del Bulldog Francés va a requerir de un buen mantenimiento y cepillado unas cuantas veces a la semana. Busca hacerlo con algún producto que sea agradable para el can y si notas sarro o mal aliento, consulta al veterinario.

Al momento de bañarlo, procura usar jabones para pieles atópicas y especiales. Otra de las cosas que debes tomar en cuenta es que lo bañes en un lugar cómodo donde tengas espacio para moverte y usando agua tibia.

  • ¿Tienen correas de Bulldog Frances?

Claro, en Tierragro puedes encontrar correas o pecheras perfectas para esta raza

  • ¿Tienen cepillos para Los Bulldog Frances?

Si puedes encontrar cepillos para pelo corto como el de los Bulldog Frances

  • ¿Tienen camas para Bulldog Frances?

Si, hay camas perfectas para esta raza en diferentes materiales y diseños.

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados